¿Atrapado en un elevador?

Seguro que alguno de vosotros ha pasado el mal trago de quedarse atrapado en un elevador. En la mayoría de los casos el problema suele resolverse en tan solo unos minutos, pero puede suceder que la situación se alargue más de lo esperado. En estas ocasiones pueden surgir situaciones de estrés y ansiedad que llegan a ser muy desagradables para las personas que las sufren. A continuación os vamos a dar una serie de consejos para pasar este mal trago de la mejor manera posible.

  • En primer lugar, lo más importante es mantener la calma; hay que tener claro que los elevadores cuentan con sistemas de entrada y salida de aire, así como con mecanismos de frenado automático para casos de emergencia. Por ello tenemos que estar tranquilos, ya que en ningún momento nuestra salud corre peligro.
  • En segunda lugar, debemos pulsar el botón de emergencia si lo hubiera, ya que alertará al conserje o a los vecinos. Incluso algunos ponen en contacto directamente al usuario de la plataforma elevadora con el servicio de averías.
  • En tercer lugar, y en el caso de que nadie haya acudido a nuestro auxilio al pulsar el botón de alarma, deberemos llamar a emergencias (112). Esta es una numeración gratuita y prefijada. Al otro lado de la línea encontraremos a profesionales que se encargarán de gestionar la situación para que los bomberos u otros expertos se encarguen de nuestro rescate con la mayor celeridad posible.
  • Por último, y mientras esperamos a que se solucione el problema, es aconsejable mantenerse ocupado. Hablar con familiares por el móvil, consultar las redes sociales o pensar en planes para el fin de semana, harán que el trance sea más llevadero.

Es FUNDAMENTAL  no intentar forzar las puertas del elevador para salir por nuestros propios medios, ya que podremos sufrir algún percance al intentarlo; y además podríamos generar daños en el sistema de apertura de la plataforma, lo que dificultaría el posterior rescate.

Con todo, y gracias a los avances en la fabricación de elevadores, es muy poco probable que hoy en día se de una situación así. Por lo que no debéis tener miedo a usar un elevador.

¡Hasta la próxima, amigos!

 

No olvidéis que podéis encontrarnos en nuestros perfiles de:

Deja un comentario

Tu email no será publicado.